Mascotas y zonas públicas combinación explosiva que nos compete a todos.

Cada día en la mañana, al medio y en las tardes, miles de decenas de mascotas en Medellín, descargan sus desechos en las zonas públicas de la ciudad. Llámese parque, acera, quebrada, calle o canaleta los desechos son arrojados sin control ocasionando muchas veces, como en el barrio Laureles, problemas de salud pública.

Miles son las quejas recibidas a diario en las diferentes inspecciones de policía de la ciudad, ocupando el tercer lugar en quejas, en esta clase de asuntillos que rayan entre la cultura ciudadana y el vandalismo.

Esta clase de acciones han suscitado toda clase de rencillas entre dueños de antejardines, vecinos de los diferentes parques y zona pública de carácter residencial y los dueños de mascotas a los que les pueden más las nauseas propias que las ajenas o que simplemente no han hallado la forma de recoger los indeseables objetos.

Ana María Arredondo, inspectora 14b de Policía, asegura que estos diferentes quejas por estas clase de indiferencia vecinal son “del día a día”. Explica que las denuncias más comunes son por ruido, pero que el manejo de mascotas y malos tratos contra éstas ocupan el tercer lugar en importancia. Arredondo además informa que estas conductas pueden ser denunciadas “las personas pueden presentar una queja mediante correo electrónico, una llamada o acudir personalmente a las diferentes inspecciones de la ciudad”.

Realmente en clase de asuntos de carácter escatológico el municipio de Medellín apenas está dando sus primeros estudios con el objeto, por parte del Concejo de Medellín, de expedir una normatividad para la ciudad.

Esta iniciativa partió de los habitantes del barrio laureles, los cuales colocaron una pancarta que recalca de manera expresa: “Se ruega, se suplica, se implora y se recuerda a los dueños de los perros que, por favor, no sigan utilizando nuestros jardines como inodoro de sus mascotas. Las zonas verdes de Medellín no tienen por qué ser el mayor baño público de los perros”.

Estudios recientes desarrollados por la Inspección Geológica de EE.UU (USGS) en ríos y riachuelos del estado de Kansas City concluyeron que los desechos de mascotas pueden contener bacterias que amenazan la salud de animales y personas, en especial la de los niños.

Crecimiento de algas por nutrientes

Crecimiento de algas por nutrientes

Estos residuos contienen nutrientes que favorecen el crecimiento en exceso de algas y malezas. El exceso de nutrientes es la principal causa del deterioro de la calidad del agua. Además que la tornan turbia y de color verdoso, haciéndola poco atractiva para su aprovechamiento o para navegar y pescar.

El estudio revela que cuando los excrementos de las mascotas llegan a los arroyos, quebradas y ríos, se descomponen debido al oxígeno y algunas veces liberan amoníaco. Los bajos niveles de oxígeno sumados al amoníaco y combinados con altas temperaturas pueden matar a los peces y a otros organismos subacuáticos.

Es decir,  cuando los desechos de mascotas se eliminan de manera incorrecta, no sólo se afecta la calidad del agua sino que también puede estar en riesgo su salud de los seres humanos y de los animales en general.

Según la Secretaría del Medio Ambiente de Medellín el tema hace parte de la tenencia responsable de los animales domésticos. Explicó Mónica María Gallego, funcionaria de esta dependencia.

Algunas enfermedades como la Salmonelosis, la Toxocariasis, la Toxoplasmosis, pueden transmitirse a través de los desechos de las mascotas.

Pero entonces ¿que puede hacer usted si su mascota no para de arrojar desechos día y noche? Pues muchas comunidades locales como edificios y unidades cerradas exigen a los dueños de mascotas que recojan los desechos de sus mascotas cuando están lejos de su propiedad y que recojan los desechos de su propiedad si éstos atraen moscas y pueden constituir un riesgo para la salud.

Así que recoja de su patio los desechos de su mascota. Estos no son fertilizantes. Lleve bolsas desechables cuando saque a pasear a su mascota para recoger los desechos y elimínelos de forma correcta, es decir, deposítelos en la basura, eso sí envuélvalos con cuidado para evitar que se derramen durante la recolección de ésta.

También los puede arrojar por el inodoro ya que estos al igual que los desechos humanos en Medellín son tratados en la planta de aguas residuales ó igual los puede enterrar en su jardín a una buena de profundidad y alejados de sembradíos o huertas.

En este punto ¿sería mucho pedir si la secretaria del medio ambiente promoviera más el uso práctico de bolsas como hábitos indispensables para una sana convivencia? O darle más promoción a campañas como “El buen vecino”, Porque la verdad, estoy cansado de pisar popo de perro.

Published in: on marzo 12, 2009 at 2:09 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jorgearbolex.wordpress.com/2009/03/12/mascotas-y-zonas-publicas-combinacion-explosiva-que-nos-compete-a-todos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: